El alma de Luarca

El alma de Luarca
yo vi pasar
por las calles dormidas
del Cambaral.
Despiértate, niña,
ven pronto a mirar
la flor de cristal,
mirando a la flor
aprende a soñar.

En las playas de Luarca
y al sol,
donde rompe en blanca espuma
la mar
y, tal vez, tu corazón.
acompaña hacia el amor.
En verano y en Luarca
tendrás
ocasión de encontrar
el amor.
No deje nunca pasar
tu afán de amor.

En el muelle de Luarca
tengo yo mi amor,
porque soy de Luarca,
porque soy pescador.

El alma de Luarca
yo vi pasar
por las calles dormidas
del Cambaral.
Despiértate, niña,
ven pronto a mirar
la flor de cristal,
mirando a la flor
aprende a soñar.